Skip to content

CARTA DE DOMICIANO SANDOVAL A LA MILITANCIA DE LA MAREA PENSIONISTA

MI VISIÓN ACTUAL DE LA MAREA PENSIONISTA. junio de 2018

Por Domiciano Sandoval Valbuena

Esta no deja de ser una opinión personal, pues todos sabéis que al ser este un movimiento social trasversal y asambleario, no hay nadie que tenga ningún cargo, por lo que tampoco se elaboran informes de gestión, si bien es cierto reconocer que algunas personas, tienen en el seno del movimiento una situación algo diferente del resto, sea este reconocido por los medios de comunicación al actuar como portavoz, o por l@s propi@s compañer@s.

Por tanto desde mi actual posición un tanto privilegiada a nivel de información general de la Marea Pensionista, y aprovechando que el próximo día 13 se hará una reunión de reorganización, en la participara de forma activa y presencial algún@s compañer@s por primera vez, me permito redactar este resumen para todos, entendiendo que no es este un resumen para aprobar o no, sino para tener una visión más o menos global y de conjunto, que permita al movimiento encarar el futuro con mucha más fuerza y una mejor organización.

EL PASADO:

Ahora hace seis años que un grupo de compañer@s (digamos que un tanto visionari@s), del futuro que amenazaba a nuestro Sistema Público de Pensiones (en adelante SPP), de l@s cuales quedamos algún@s empezamos a pensar que podíamos hacer para evitar, o al menos tratar de paliar y frenar esa amenaza.

En el plano jurídico se realizó un trabajo inmenso, tanto en presentación de reclamaciones al INSS como a los Juzgados de lo Social, y actualmente tenemos presentada una demanda en el TEDH. En dicho trabajo ha participado de forma muy activa el Colectivo Ronda de Barcelona, así como en la información económica, el Seminario de Economía Critica Taifa, a los que agradecemos desde estas líneas su ayuda.

Todo ese trabajo realizado, dio como resultado el actual movimiento de la Marea Pensionista, y su aportación fundamental a la creación de la Coordinadora Estatal de Defensa del Sistema Público de Pensiones CEDSPP.

No me extenderé en temas como: las dificultades de todo tipo que ha tenido y que tiene el movimiento, tanto en sus inicios como ahora, si bien

hemos de distinguir que antes eran unas y ahora, además de las dificultades anteriores, nos han surgido otras nuevas.

En un principio teníamos problemas económicos, de salud, de logística de poca capacidad para las redes sociales, informática, cartelería e internet, del cuidado de nuestros nietos y algunos más. Yo mismo referente a la salud, he pasado tres veces por el quirófano, o he tenido a mi mujer dos veces operada y sigue teniendo con muy poca capacidad de movilidad. Algun@s, que pusieron todo el empeño y las ganas, y dinero en poder ver un día la Marea Pensionista en la situación actual, nos han dejado por el camino.

Los primeros años fueron duros, muy duros, pero supimos hacer algo nuevo, algo que otros movimientos sociales o no habían hecho, o no les había dado resultado. Tomamos la decisión de combatir el discurso unánime de los medios de comunicación de masas, pagados por las entidades financieras. I lo hicimos con infinitos medios menos que ellos, pero de una manera directa, sencilla y clara, y nos lanzamos a dar charlas allí donde nos ofrecían esa posibilidad. Nos lanzamos a hablar a l@s ciudadan@s con el lenguaje de la calle, el suyo y el nuestro, fácil de entender, nos lanzamos a explicarles que todo eso que nos contaban de que no había dinero para pensiones era una inmensa mentira, que lo que había era una decisión política con un programa político, para entregar nuestro SPP a las entidades financieras, de que eso es capitalismo puro y duro, y de que o las generaciones nuestras, las más guerrilleras, las más preparadas para reivindicar nuestros derechos, los hijos del 68, los que habíamos podido con una dictadura terrible, y habíamos conquistado los derechos que disfruta la sociedad hoy en día, no podíamos permitirlo, que habíamos de salir a la calle, no solo por nosotr@s, por nuestr@s hij@s y niet@s.

Y nos dimos cuenta poco a poco, que la gente no solo entendía, sino que nos apoyaba, que se empoderaba con nosotros, que una vez más quería pelear por sus derechos, que por mucho que se les haya estado tratando de generación dormida, son todo lo contrario, son, somos, unas generaciones pro-activas, y decidas a defender no solo nuestras pensiones, sino que también las de las generaciones venideras.

Como consecuencia de estas actuaciones, se empezaron a crear grupos de Marea Pensionista en las poblaciones más cercanas a Barcelona, y continuamos extendiéndonos, sin desfallecer, casi sin descanso, tratando de poder llegar a todos los puntos de Catalunya.

Paralelo a este trabajo en Catalunya, tratamos en varias ocasiones de extender la Marea Pensionista y la lucha a todo el Estado, por una razón muy sencilla, las pensiones dependen del Estado y es el al que hemos de interpelar. El día 10 de septiembre de 2.016, en el Paseo del Prado (ya que no disponíamos de sala para reunirnos), y con la presencia nuestra y de otros pocos territorios, se realiza la primera reunión oficial, y el primer acta de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones. Fueron necesarios cuatro viajes a Madrid de varios compañer@s que se costearon su viaje, para que al cuarto la Coordinadora se convirtiera en una realidad.

SITUACIÓN ACTUAL.

Podríamos afirmar sin temor a equivocarnos, que hoy en día la Marea Pensionista se ha convertido en un verdadero movimiento social, con un cierto peso en la sociedad, un movimiento respetado por esa sociedad a la sale a defender en las calles, un movimiento del que mañana se tendrá que hablar en la historia y quizá en las universidades.

Varios han sido y son los motivos de esa situación y de ese respeto social. Los ataques del Gobierno con su congelación reiterada de nuestras pensiones, la desvinculación del IPC en la subida de las pensiones, las Reformas Laborales y de Pensiones, las salidas de tono y los ataques directos hacia nosotr@s y nuestra situación privilegiada (según ellos), y algunas cosas más, pero sobre todo, l@s artífices de que eso se haya conseguido sois vosotr@s y solo vosotr@s. Podéis creerme, ningún@ de l@s que formamos en su día parte de ese minúsculo grupo fundacional de la Marea Pensionista, podía pensar entonces, que llegaríamos a poner en jaque al propio Gobierno del Estado. Si, como os lo digo, al propio Gobierno, porque; ¿no es acaso verdad que hace tan solo tres meses no había ni un euro para las pensiones? ¿y si no había, como es que ahora si lo hay? Porque

compañer@s, todo son decisiones políticas, y esas decisiones políticas serán unas o serán otras, en función de lo que seamos capaces de presionar.

Y en la situación actual no podemos de ninguna manera ceder ni un milímetro. Nosotros estamos en la calle básicamente por tres motivos. 1- Que se aborde una reforma integral del SPP, lo que quiere decir ni más ni menos, que se ha de cumplir nuestra tabla reivindicativa, podemos ceder algo en los tiempos de aplicación de alguna de las medidas, pero no hemos de ceder en las demandas, esas demandas significan el futuro de unas pensiones dignas para el mañana. 2- Queremos un debate abierto a la sociedad, no queremos más manipulaciones, ni a través de los partidos políticos, ni de los medios de comunicación, ni de la mesa del Pacto de Toledo, ni por supuesto de los sindicatos mayoritarios. 3- Y por último, queremos estar presentes en la negociación, no queremos, ni necesitamos que nadie hable o negocie por nosotros, decía antes que somos unas de las generaciones más activas que ha tenido el país, y por tanto con gente suficiente y capaz de representarnos y de hacerlo bien.

La Marea Pensionista está presente hoy en día en toda Catalunya, aunque es cierto que no lo está en todos los pueblos y ciudades, pero si en la práctica totalidad de las más importantes, y se sigue extendiendo cada día con más fuerza. Pero no solo en Catalunya, tenemos nuestro logotipo y nuestro nombre implantado en toda la geografía del Estado (el día 9 de este mes de junio, todas las Mareas Pensionistas de la provincia de Cádiz, celebraba su Asamblea General) y somos un movimiento determinante en el organigrama y funcionamiento de la Coordinadora Estatal.

Esto nos ha permitido abordar la convocatoria de grandes manifestaciones, de forma coordinada en el Estado, y en la han llegado a participar hasta 220 poblaciones, movilizando a la vez a cientos de miles de personas. Nos hemos movilizado el 22 de febrero, el 17 de marzo, el 16 y 30 de abril, el 5 de mayo, y ahora nos movilizaremos de nuevo el 19 de junio, contra los presupuestos insolidarios de 2.018. Además hemos llevado a cabo otras manifestaciones a nivel local, como la que hicimos ante el Defensor del Pueblo, o al Parlament de Catalunya.

Todo y así, hemos de reconocer que a día de hoy, tenemos serios problemas de organización, problemas que si no abordamos pronto y les damos una solución que satisfaga a todos, nos creara problemas más graves en el futuro. El primero de estos problemas a futuro, es sin duda lo atractivo que se ha convertido el movimiento para todo tipo de organizaciones, sean estas políticas o sindicales, que ven una posibilidad de crecer en sus áreas de influencia a costa de nuestro movimiento. Este problema necesita de forma inmediata, establecer una serie de cortafuegos contra dichas infiltraciones, pero sobre todo necesita con urgencia dotarse de una organización sencilla, pero clara y contundente que sea capaz de impedirlo.

El segundo problema es para mí, esa petición continua que nos viene de amigos y enemigos pidiendo unidad de acción, principalmente con los dos sindicatos mayoritarios que ven peligrar seriamente su influencia y su representatividad. Hemos de tener clara una cosa, para buscar una unidad de acción se han de producir una serie de circunstancias, que no se dan hoy por hoy, y que dudo mucho que se puedan dar en un futuro próximo, ya que ni los objetivos, ni los comportamientos, ni la capacidad de movilización…..son los mismos. Sinceramente hay personalmente a mí no me encontraran.

En cuanto a las organizaciones y partidos políticos, hemos de ser sumamente cuidadosos con este tema, no quiero decir que nosotros no hagamos política, claro que la hacemos, y sabemos que partidos nos son más afines, nos ayudan, o comparten todas nuestras propuestas, pero si dentro de la Marea Pensionista, y tratando temas de la marea, no somos capaces de olvidar a qué partido u organización pertenecemos, l@s ciudadan@s nos identificaran como uno de ellos, y justo en ese momento, estaremos empezando a poner fin a la Marea Pensionista como movimiento social, y l@s ciudadan@s nos darán la espalda.

Quiero relataros un hecho que paso el 5 de mayo en nuestra Vª asamblea en el polideportivo de la Vall d’Hebrón. El día cuatro de mayo, un compañero me comunica que la Ada Colau quiere venir a saludar dos minutos a la asamblea, yo le contesto que no soy partidario, que eso puede perjudicar a la marea, y que yo personalmente me opongo. Podéis creerme si os digo, que tengo muy buena relación con la Ada Colau, de echo tengo

su Nº de teléfono particular, algo que estoy seguro que no tiene mucha gente. Pues bien decido ceder y proponer a este compañero, que si el día 5 por la mañana los que nos juntemos a preparar la jornada, decidimos por mayoría que venga, que así se lo hare saber. La mayoría, en contra de mi opinión opinó que era bueno que viniera, y así fue, vino, pero yo no creo que eso haya beneficiado, ni beneficie en el futuro a la Marea Pensionista. Pero lo peor de todo, es que con posterioridad he sabido, que eso no fue idea de la Alcaldesa, sino que fue idea de tres o cuatro compañeros, y cuyo principal instigador para hacerlo posible, ni tan solo es de la Marea Pensionista, pero sí que tiene interés en que la Alcaldesa le tenga en consideración. Esto es algo a lo que podemos llegar, y que evidentemente no podemos de ninguna manera permitir.

SITUACIÓN ACTUAL A NIVEL DEL ESTADO.

Hoy se ve perfectamente la necesidad de la creación de un grupo organizado a nivel del Estado, y la valentía de alentarlo desde Catalunya, desde la Marea Pensionista, sin duda nos dio trabajo y origino costes económicos, pero podemos decir que fue esta una decisión del todo acertada.

Antes de producirse el cambio de Gobierno del PP, teníamos una situación muy complicada, donde todo se resumía a la lucha en la calle, lucha contra el Gobierno que en definitiva es quien hace la política, pero no menos importante ha sido el tener que hacer frente a unas organizaciones políticas y sindicales, que no han hecho el más mínimo esfuerzo por tratar de entendernos, y menos aún por entender que esa era y es una lucha que les correspondería hacer a ellos.

Pero de pronto, aquello que parecía imposible de conseguir, se ha empezado a materializar, de una forma nimia, muy pobre, pero avanzando en la dirección que proponemos, veremos hasta donde somos capaces de avanzar. Primero empezó a cambiar el discurso, se empezaron a escuchar voces diferentes del clásico mensaje neo-liberal. Profesionales de la economía y del derecho, o incluso de la política empezaron a cuestionar dicho mensaje, y llegaron las primeras medidas positivas, la subida a las pensiones más bajas (medidas que ya estaban contempladas en la reforma

del 2.011), pero que no se aplicaban por culpa de famosa Ley de Estabilidad presupuestaria. Después llega el pacto PP, PNV y por fin empieza a aparecer el dinero, la verdad es que siempre ha habido dinero, el único problema son las políticas que deciden donde se destina. Este pacto (aun en el aire), contempla la subida del 1,6% de las pensiones para este año 2.018, y la subida del IPC para el 2.019, así como el aplazamiento del Factor de Sostenibilidad para el año 2.023. Sin duda es un avance, pero que a nosotros no nos vincula, nosotros estamos en la calle por lo que he expuesto más arriba.

SITUACIÓN ACTUAL EN EL ESTADO.

La moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy, y que ha resituado al menos momentáneamente la situación política en España, nos afecta de una forma directa.

En este sentido, y al contar con una Ministra que parece dispuesta al dialogo, ya se le ha cursado la correspondiente petición de reunión, en la que podamos exponer negro sobre blanco, nuestra tabla reivindicativa. En mi opinión, y como que creo sinceramente que es una tabla que se puede cumplir, entiendo que hemos de seguir exigiendo que se cumpla, y lo hemos de exigir por todos los medios a nuestro alcance, más aún, sabiendo las intenciones que emanan de la Comisión Europea. Ahora bien, sabemos que en política no todo es posible de forma inmediata, y aquí si que podemos aceptar unos plazos de cumplimiento, según como veamos que se desarrolla la negociación (siempre que se nos llame a negociar).

Pero es posible que el problema principal lo tengamos por otras vías, la primera de ellas seguramente vendrá de la oposición de algunas organizaciones en reconocernos como negociadores, y es posible que sea aquí donde más hayamos de presionar. La segunda será el llamado Pacto de Toledo, algo que nosotros además de que no lo compartimos, lo vemos superado, por lo que habremos de presionar, para que se establezca un nuevo mecanismo de negociación, seguimiento y actualización de los problemas que aquejan hoy en día al SPP y que a buen seguro, lo aquejaran en el futuro.

COMO VEO YO EL FUTURO.

Sin duda el problema que nos vendrá de forma casi inmediata vendrá de Europa, de esa Europa, que se ha construido de espaldas a l@s ciudada@s y para favorecer a los oligopolios y las multinacionales, una Europa que si no somos capaces de cambiar o de romper, terminará por asfixiar a las clases populares.

En mi opinión, hemos de fortalecer la Marea Pensionista en Catalunya dotándola de buenos instrumentos de organización y de trabajo, que fije unas reglas claras de juego, para frenar infiltraciones de intereses contrapuestos que pretenden debilitar el movimiento o estrangularlo. Lo mismo hemos de hacer con la Coordinadora Estatal, hemos de ceder personas a trabajar en la Coordinadora, sino lo hacemos no podrá continuara, y de verdad, hemos de continuar porque esta es una lucha de largo recorrido.

Pero tan importante como eso, he incluso mucho más, será que consigamos abordar esta lucha de forma transnacional, que afecte al menos a todos los países del sur de Europa, ya que la verdadera amenaza a medio plazo viene de esa Europa de la que hablaba, y son esos países del sur los que más pronto notaran las consecuencias, y si no somos capaces de crear las sinergias y complicidades con nuestr@s compañer@s de Portugal, Francia, Italia y Grecia, por poner solo cuatro ejemplos, los SPP de pensiones serán entregados a los las Entidades Financieras, que dejaran el campo de batalla lleno de cadáveres para llenarse ellos los bolsillos con nuestro sufrimiento.

Por último animaros a continuar con la lucha en la calle, y trasladar esa conciencia de lucha a nuestros hijos y nietos, para tratar de evitar que el capitalismo siga avanzando en beneficio de unos pocos, a costa del empobrecimiento de la mayoría.

EL PLANO PERSONAL.

Para mi es todo un orgullo haberos tenido como compañer@s, podéis estar seguros que me he encontrado muy a gusto trabajando con vosotr@s en esta lucha, así como que he aprendido muchísimo detod@s vosotr@s, pero llevo seis años dedicados en cuerpo y alma a esta tarea. Por supuesto que no me arrepiento de ello, y por supuesto que voy a seguir a vuestro lado en aquello que buenamente pueda ayudar, pero en todas las organizaciones, en todos los movimientos han de producirse relevos de las personas que de una u otra forma, están más expuestos al desgaste físico y moral.

Es del todo necesaria la incorporación de nuevas personas, con ideas nuevas, que sin desechar las anteriores sepan fortalecer la lucha, y estoy seguro que la Marea Pensionista dispone hoy en día de gente muy preparada y muy válida para realizar esa tarea.

He pasado en estos años tres veces por el quirófano, y aunque ahora parece que estoy limpio, los tumores pueden volver. También mi mujer paso dos veces por el quirófano, una por un tumor, y la segunda al romperse la rótula de la pierna derecha que aún la impide moverse fácilmente.

Siempre he hecho las cosas, lo mejor que he sabido y que he podido, aunque también sé que muchas veces me he equivocado, pienso y creo que si bien he podido influir en alguna decisión de la Marea, estas siempre se han tomado de forma colectiva, como no puede ser de otra manera. Siento mucho si en algún momento he podido hacer daño u ofendido a alguien y le pido perdón, sé que no tengo un carácter fácil.

Gracias a tod@s, continuaré con vosotr@s pero de una forma más suave, solo para las cosas que sean realmente necesarias.

Estaré a disposición de la Marea Pensionista para asesorar o para dar charlas, para debatir, pero me retiro de la primera línea de acción, aunque eso sí, nos veremos en la calle.

Domi.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Català