Skip to content

Se amplía el abismo entre las pensiones de Catalunya y Madrid

La diferencia entre las pensiones de Catalunya y de la Comunidad de Madrid se ha ampliado de forma abismal en una década. Desde 2008, el margen entre las prestaciones en ambos territorios se ha ensanchado un 19%, es decir, la base salarial del pensionistas madrileños ha ido creciendo por encima de la de los catalanes hasta el punto que los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo muestran cómo los de Madrid acaban cobrando 131,91 euros más de media mensual que los de Catalunya.

El incremento del total de las pensiones ha hinchado las de Madrid y ha ido dejando atrás el dinero que perciben los pensionistas catalanes hasta situarse como los séptimos de todo el Estado en la cantidad que reciben de prestación por jubilación o viudedad, entre otros.

Ahora bien. Cabe decir que, generalmente, el incremento en porcentaje de crecimiento de las pensiones es inferior a la Comunidad de Madrid (este mes, por ejemplo, 1,94% respeto lo 1,71% de Madrid), sin embargo, como la base salarial es menor en Catalunya, la brecha no deja de extenderse.

Desigualdades económicas

El año 2008, las pensiones en Catalunya se situaban en los 747,78 euros de media mensuales, al mismo tiempo que los madrileños percibían 858,61 euros (con una diferencia de 110,83 euros). Las pensiones en Catalunya, sin embargo, nunca han superado los 1.000 euros y, mientras que el pasado mes de octubre los pensionistas catalanes tenían una prestación media de 961,62 euros; los madrileños ya superaban las cuatro cifras con 1.093,53 euros.

De hecho, ya en 2013, la Comunidad de Madrid pasó la barrera de los mil euros, mientras que Catalunya todavía no lo ha hecho y, según muestran los datos anuales, y si la tendencia sigue manteniéndose como hasta ahora, todavía puede tardar un par de años en hacerlo.

Y es que las desigualdades económicas entre algunos territorios del Estado español siguen haciéndose evidentes cada vez que sale un nuevo informe con cifras de los diferentes ministerios del gobierno de Mariano Rajoy. De hecho, ya en septiembre (y para poner un ejemplo), el Ministerio de Hacienda tuvo que admitir que el déficit fiscal catalán es de 9.900 millones, así como que cada catalán aporta por término medio 1.317 euros al Estado sin ningún retorno.

Esta vez, y como ya pasó en junio, vuelve a ser el turno de las pensiones, que siguen marcando diferencias entre demarcaciones con un producto interior bruto (PIB) similar, como lo son Catalunya y Madrid, los dos territorios que más aportan de todo el Estado: el PIB catalán pasa por delante del madrileño con un 19,03%, mientras que el segundo aporta un 18,29%.

A pesar de este liderazgo, según los datos del Ministerio de Ocupación sobre las pensiones de la Seguridad Social, Catalunya es la séptima en importe de la pensión media, mientras que Madrid se planta como segunda sólo por detrás del País Vasco que, además, ha conseguido que Rajoy reduzca en 500 millones de euros la aportación a las arcas del Estado de este territorio.

Interactúa con el mapa para ver las diferencias entre los territorios de España. Incluye datos sobre la pensión media y las percepciones medias de jubilación, viudedad y orfandad.

De hecho, aunque se ha incrementado más el aumento de las pensiones en el territorio catalán que al madrileño, un 1,94% con respecto al 1,71% de Madrid,Catalunya sigue ganando menos en pensiones que la capital del Estado y, por lo tanto, el abismo entre los dos territorios sigue marcando grandes diferencias.

Mientras los pensionistas catalanes ganaban por término medio 952,38 euros en noviembre de 2016, los madrileños se llevaban 1.074,93 euros y este año, con los datos del 1 de noviembre, la primera percibe por término medio 961,62 euros y la segunda 1.093,53 euros.

Desigualdades evidentes

La diferencia entre las pensiones de este octubre entre Catalunya y Madrid es de 131,91 euros, 50 céntimos más de diferencia que, por ejemplo, en junio, pero 9,36 euros más de diferencia con respecto a noviembre del año pasado.

A pesar de todo, todavía se amplían más las desigualdades si se observan los diferentes tipos de retribución. En el caso de la pensión de jubilación, los madrileños cobran 1.262,86 euros, 174,87 euros más que los catalanes, que se quedan con 1.087,99 euros.

Con respecto a la pensión de viudedad también se observa una diferencia notable: 79,51 euros. Los viudos y viudas de Catalunya perciben 657,26 euros, mientras que los de Madrid cobran 736,77 euros, justamente una situación parecida a lo que pasa con la pensión de orfandad, en la que hay una variación de 32,31 euros: en Catalunya se reciben 379,29 euros enfrente de los 411,60 euros que se perciben en Madrid.

Los datos demuestran, pues, que las prestaciones son sustancialmente superiores a Madrid, aunque la vida sea más económica que en Catalunya —cómo constatan las cifras del índice de precios al consumo (IPC) y los principales indicadores del coste de vida— y, de esta manera, siguen haciéndose evidentes las desigualdades salariales entre los diferentes territorios del Estado español.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Català