Saltar al contenido

UNO DE LOS ENEMIGOS DE LOS PENSIONISTAS

UNO DE LOS ENEMIGOS DE LOS PENSIONISTAS

los Presupuestos Generales del Estado:

 

Los Presupuestos Generales del Estado aprobado en Consejo de Ministros hace, aparentemente, de los pensionistas uno de los colectivos protagonistas, con una serie de medidas de las que podrían beneficiarse más de seis millones de ciudadanos. Esto es totalmente falso.

Además del incremento de las pensiones propuesto, de entre el 1% y el 3% dependiendo del tipo de pensión, el Gobierno propone una rebaja del IRPF para las rentas más bajas de la que se beneficiaría más de un millón de contribuyentes. Analizamos las principales medidas contempladas en los PGE,

Pensiones mínimas

Estas pensiones experimentarían una subida del 3% y beneficiarían a más de 2,4 millones de pensionistas, según cálculos del Gobierno. Esta medida es totalmente insuficiente. Subir un 3% a una pensión de 300 euros significa pasar a cobrar 309 euros. Siguen estando por debajo del límite de la pobreza que son 1.080 euros.

Pensiones no contributivas

Las pensiones del nivel no contributivo también se verían incrementadas un 3%, y alcanzarían a aproximadamente 450.000 pensionistas. Subir un 3% a las pensiones mas bajas es un insulto al pensionista.

Pensiones de viudedad

La cuantía de la pensión de viudedad pasaría del actual 52% de la base reguladora correspondiente al 54% de dicha base. Se verían beneficiados aproximadamente medio millón de pensionistas. La intención del Gobierno es pasar, en un plazo de 2 años, de ese 54% al 60%. La pensión de viudedad deberia estar en un 80%.

Otras pensiones

Las pensiones inferiores a 700 euros mensuales, percibidas por aproximadamente 1,5 millones de pensionistas, se verían incrementadas un 1,5%, mientras que las pensiones en el intervalo entre los 701 euros y los 850 euros se incrementarían un 1%. En ese intervalo se encuentran aproximadamente 880.000 pensionistas. Esto implica pérdida de poder adquisitivo. El IPC ha sido 1,6%

Reducción en el IRPF

En cuanto a las novedades en el IRPF, por un lado, se eleva el mínimo exento de tributación, desde los actuales 12.000 euros brutos anuales a los 14.000 euros brutos anuales propuestos. Además, a aquellos que se encuentren en niveles de rentas entre los 14.000 y los 18.000 euros brutos anuales, se propone un incremento de la reducción por rendimientos netos del trabajo. Esta medida beneficiará a unos 3,5 millones de contribuyentes, de los que alrededor de un millón son pensionistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Español